Cargando...
Opinión

El feeling de los videojuegos

Los feelings de los videojuegos

– «Deja que tu corazón te guié»- eso diría cualquier sabio de shōnen random

Estos días he decidido empezar a probar juegos más cortos, debido a que estaba enfrascado en 3 juegos de los que hable hace poco. Entonces empece con 2 juegos que me ocasionaron un feeling totalmente distinto entre ellos.

El feeling de un videojuego es ese sentimiento, emoción o sensación que nos provoca al jugarlo. Juegos como Zelda BOTW me causan un feeling muy agradable, me siento libre, con ganas de explorar. Dark Souls me hace sentir retado, constantemente a prueba y tremendamente satisfecho cuando acabo con un boss.

Otros juegos, que me han provocado sensaciones más negativas, que ni los recuerdo ya, principalmente porque no me gusta ese feeling; en ese aspecto tenemos al reciente Sludge Life. Un juego extraño que a día de hoy, luego de jugar un par de horas, no se de que va.

Aquí el trailer, intenten adivinar de que trata el juego. Yo, no lo sé

Sludge Life es un juego de ser ¿grafitero?, no estoy seguro de que se diga así; pero bueno. Somos alguien que hace grafitis por el mundo, un mundo que es algo así como una isla rodeada de porquería negra en la que se erigen algunos edificios pequeños que tenemos para explorar y rellenar de grafitis.

Junto a lo anterior, se combina un movimiento extraño, no humano diría yo, que admito me dejo inquieto. No encontré un espejo para mirarme. También pude encontrarme con algunas babosas que pude comerme, un gato con 2 culos, gente en huelga, una señora que se robaba lavadoras a espaldas y muchas formas de vidas «curiosas». Es un mundo extraño con una estética bastante interesante, pero con una cámara con demasiada sensibilidad y tal vez un poco de falta de profundidad que me causaron ligeros mareos. Tuve que bajarle la sensibilidad del ratón.

Todas esas características del juego me causaron sensaciones extrañas, un ligero dolor de cabeza y no quería seguir jugando. Lo desinstale luego de un par de horas, porque no iba a seguir jugando un titulo que me hizo sentir incomodo. Tanto con el juego, como conmigo mismo. No digo que el juego sea malo, que no sea interesante ni nada parecido. Simplemente confié en lo que me hizo sentir y lo abandone antes de odiarlo por odiar.

Ahora toca lo bonito

Como decía anteriormente, no tengo absolutamente nada contra Sludge Life, pero me ha sido muy difícil seguir con el, por eso me descargue el A short hike, un juego que pudieron reclamar en EGS(#epicpatrociname) u otras plataformas. Aquí se nos cuenta la historia de un pajarito, que por razones que aún no sé, esta en una montaña sin señal telefónica con su familia de paseo. Debemos escalar esta montaña para hacer/recibir una llamada. No se más detalles que estos de la historia. Pero se como se desenvuelve; y lo hace muy bien.

Tenemos unos diálogos ocurrentes, interesantes y diría: reconocibles por cualquiera que haya vivido una aventurilla en solitario perdido en un nuevo barrio. Me sentí identificado con ese pajarito que camina por ahí y pregunta a todos direcciones, hace favores y explora. Como cuando visitaba a mi abuela y todo el barrio eran familiares. Y podía perderme con tranquilad por allí.

A short hike me provoca sensaciones de felicidad, nostalgia, ganas de encontrar secretos, ansias de vivir aventuras. Es una sensación de querer jugar y descubrir que no sentía hace tiempo. Y seguiré jugandolo hasta que se me vaya esa sensación.

Dejarme llevar por esos feelings ha logrado que abandone juegos o los disfrutes aún más ¿ustedes que sienten al jugar?

Foto de Gratisography en Pexels.

Comentarios
Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *