Cargando...
Opinión

Reflexiones sobre: ABZÛ

ABZÛ, en el fondo del mar

Un juego evocador

Como les comente ayer, mi esposa ha entrado a los videojuegos hace poco. Gracias a su trasfondo en el arte se ve llamada por los videojuegos con estética colorida, ambientes naturales y bellamente diseñados. Es su puerta de entrada; y entre estos juegos uno de ellos es ABZÛ.

ABZÛ es un juego de nadar y descubrir. Empezamos con un personaje similar a un buzo pero sin tanques de oxígeno, en medio de un vasto mar para contemplar y explorar. Y digo contemplar porque es una parte importantísima del juego, existen algunos coleccionables pero en el mapeado lo importante son pequeños puntos de interés que evocan alguna historia que podemos ir armando en nuestra cabeza.

ABZÛ, uno de los tantos y preciosos fondos del juego
ABZÛ, uno de los tantos y preciosos fondos del juego

Como decía antes, el apartado artístico del juego es espectacular. Yo lo jugue en Nintendo Switch y no le puedo achacar nada, no le vi caídas de frames ni efectos extraños. Pero volviendo a la estética, es de suma importancia, porque la mecánica se basa en observar y nadar por ahí.

El nadar, es precioso, nos encontraremos por ahí haciendo piruetas, saltando a la superficie, que esto último, es genial porque nunca lo hacemos solos. Cada vez que tomamos velocidad y nadamos hacia la superficie para saltar, los peces a nuestro alrededor también saltan con nosotros, logrando escenas espectaculares. Las partículas en el agua, el movimiento de los peces y las plantas son consistentes con resto de la estética, dejando capturas de pantalla simplemente preciosas. Es como si voláramos por el agua.

Hay momentos muy evocativos en el juego, que por no arruinar la sorpresa a nadie me voy a limitar diciendo que nos esperan algunos momentos increíbles y alguno que saca una lagrima. El juego, sin texto ni diálogos logra meternos tanto en su mundo como para evocar emociones muy fuertes en nosotros a punta de imagenes. Y para mi, ese es su mayor mérito, hay 3 tramos en mi cabeza grabados a fuego; siendo el final uno de ellos. Termina muy bien el juego y eso se dice poco.

Solo el trailer es evocador

El juego es corto, pero dura lo suficiente como para no achacar nunca ninguna mecánica. Si tardara mas, talvez lo tacharía de repetitivo, pero construye una historia simple pero contundente, que no me dejó indiferente en ningún momento. También es importante comentar que pasaremos poco o nada de tiempo perdidos en el mar, porque el juego se encarga de guiarnos sin ser muy obvio.

No me queda mucho más por decir, lo recomiendo muy fervientemente, pero antes, por favor, jugarlo en un ambiente para apreciarlo cuanto más mejor. Un lugar tranquilo, disfrutando de la música, en el tele se ve genial, incluso lo recomiendo sobre el modo portátil. Jugarlo solo es evocador y ahora siento nostalgia por el. Ojala descubrirlo nuevamente.

Nos leemos pronto.

Comentarios
Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *