Cargando...
Opinión

Reflexiones sobre: I love You, Colonel Sanders!

El coronel Sanders en: I love You, Colonel Sanders! A Finger Lickn' Good Dating Simulator

No me chuparía los dedos al final

Han comido algo delicioso alguna vez en un restaurante relativamente fino; y al final, a pesar del glamour y de que otras personas tengan mejores modales que yo ¿se han chupado los dedos de lo rico que estaba? Pues eso pasa en la comida, pero no en este juego.

Como plato de entrada tenemos una comedia “romántica” en la que a través del texto divertido y algún cambio de género inesperado te entran ganas de I love You, Colonel Sanders! A Finger Lickn’ Good Dating Simulator. Pero si comes demasiado, “empacha” un poco; y eso es justo lo que me pasó con el juego.

Empecé el juego por curiosidad, hace pocos días les hable sobre juegos cortos para poder jugar más y en variedad; y este entro en mi lista de títulos. I love You, Colonel Sanders es una novela visual, un juego que utiliza texto e imágenes para contarnos la historia de un joven Sanders que tiene gran pasión por la comida y la vida en general. Como protagonistas del juego, debemos “ligarnos” al coronel y de paso, completar un “año” de la prestigiosa University of Cooking School: Academy for Learning. Al final, son 3 dias de universidad y 3 días en los que se desarrolla el juego. Por tanto, no hay espacio para el crecimiento de los personajes ni tampoco el desarrollo de una trama compleja. Simplemente es una historia de macarrones con queso y pollo del KFC.

El juego empieza con textos divertidos, fáciles de leer y entretenidos principalmente al presentarnos personajes excéntricos y una locación un tanto curiosa. A pesar del idioma, el juego es fácilmente entendible aunque no dominemos al 100% el ingles. De hecho, puede ayudarnos a practicarlos si nos lo tomamos lo suficientemente en serio.

Mucho del presupuesto parece haberse ido en el trailer, porque el juego tiene pocas locaciones y no es tan rimbombástico como este trailer.

Como mencione antes, tenemos 3 dias para graduarnos de la universidad, tambien 3 dias para conseguir el amor de algún personaje. En mi partida me centre en el coronel Sanders, como era de esperar. Pero aunque al principio me parecía un personaje agradable, terminó teniendo algunas conversaciones que no me agradaron del todo. Es como miras a alguien, te parece atractivo, pero al cabo de 20 de minutos de hablar, sabes que ahí nunca pasara nada. Pues aquí es igual, pero pasó luego del segundo dia de clases. Estuvimos en momentos interesantes en el dia 2, pero al tercero algunos aspectos del coronel me hicieron replantearme como protagonista si de verdad quería su amor.

Espero no estar desvelando demasiado, pero es que tampoco hay mucho que decir, es un juego que si no te paras a traducir nada(ese no fue mi caso), puedes tardar un par de horas, 3 a lo mucho. Pero que incluso esas pocas horas, la última, se me hizo un poco larga. Los diálogos no tenían tanta chispa; aunque creo que fue debido a las decisiones que tome. Hay un par de decisiones que creo, podrían cambiar el juego. Aunque en mi partida se torno algo menos interesante al final.

Me quedo con algunos chiste, un cambio de género que me gusto mucho y con la banda sonora. Al menos un par de piezas musicales me gustaron mucho por su tono rockero y que entraron en momentos perfectos para animar la escena. Aunque al final, sea un juego fácilmente olvidable, si tienen en su biblioteca I love You, Colonel Sanders! y una tarde desocupada, podrían jugarlo, es divertido, pero si más. Aunque si no les va el género o si prefieren cualquier otro juego, mejor ocultarlo de su lista de pendientes porque al final, podría ser que el pollo no esté tan rico como el de KFC.

Y creanme, soy un experto en pollo frito.

Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *